Realizando seguimiento de los propósitos para que se cumplan

Han pasado ya unos 20 días desde el inicio de año y es ahora cuando empezamos a ver si eso que nos propusimos para este año va a durar o no, porque es bastante fácil llenarse la cabeza con esos propósitos que nos harán mejores pero hacer que duren es cuestión de tener mucha fuerza de voluntad, algo que nos cuesta más.

Un aspecto interesante que descubrí hace no mucho es que una parte crítica para hacer que esos nuevos propósitos se cumplan es el seguimiento y el control de de los mismos.  Porque si no los controlas de forma periódica se hace difícil mantenerlos.

En mi caso lo que hice este año es crear una lista de preguntas específicas que me hago a final de semana para saber si estoy avanzando o no. Es un buen método porque una pregunta específica requiere de una respuesta sincera. Y no solo eso, el propósito es controlado por un sistema, qué es mucho mejor que seguir un objetivo, porque el sistema requiere acciones específicas.

Vamos a ver un pequeño ejemplo. Digamos que por ejemplo este año te propones:

  • Hacer ejercicio para estar en forma
  • Meditar
  • Comer mejor/Adelgazar
  • Dejar de fumar
  • Aprender inglés
  • Escribir un libro/blog

Bastante normales, ¿no? Pero al mismo tiempo difíciles de seguir puesto que no son muy específicos o incluso realistas y sobretodo porque no sabemos por donde empezar.

Ahora bien, centrémonos en crear esas preguntas de control semanales y veamos que pasa:

  • ¿He ido a correr al menos 2 veces esta semana?
  • ¿He meditado al menos 5 minutos cada día?
  • ¿He evitado los postres/dulces en las comidas o entrehoras?
  • ¿He fumado menos de 3 cigarrillos al día?
  • ¿He estudiado al menos 3 horas de inglés? o ¿He visto al menos una peli en inglés?
  • ¿He escrito al menos 4000 palabras esta semana?

Al final de la semana cuando hagas la revisión te será bastante fácil ver qué has cumplido y qué no, ver que te está costando y cómo puedes mejorar. Ese es un verdadero examen.

La cuestión es que esas preguntas son específicas para ti y para tu estado actual. Pero pueden cambiar en cualquier momento. Por ejemplo la de dejar de fumar puede empezar preguntando si he fumado menos de 5 al día, para luego preguntar si han sido menos de 4, 3, 2 y luego ninguno, con lo cual habríamos logrado ese objetivo.

Y al final esto mismo no es más que un sistema para cumplir esos propósitos, y una buena forma para tomártelos en serio y controlarlos para estar más cerca de cumplirlos.

Si te propusiste algo para este año y todavía no tienes estas preguntas, ahora es un buen momento para sacar unas horas, crear ese listado preguntas y adquirir el hábito de cada domingo hacer ese seguimiento. No es difícil y si muy beneficioso, sobretodo porque este año puede ser tu año.

 

Referencias

Goals VS Systems (objetivos vs sistemas)

 

 

Posted in Como conseguí, Hábitos, Psicología, Reflexiones

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Recibe ideas y artículos cómo estos en tu correo

Nombre:
Correo: