De qué está hecha la suerte y cómo ser afortunado

Esta semana ha sido un poco frenética. Ayer llegué a londres y ahora mismo me encuentro escribiendo en un edicio de oficinas con una vista espectacular. Quería haber escrito algo a principos de semana pero no me dió tiempo, siempre hay que ir acabando cosas, porque esta bien ser un starter, pero también lo está ser un finisher.

Volviendo al tema. La semana pasada vi un capítulo de los experimentos de Derren Brown, un ilusionista/mentalista bastante famoso en el Reino Unido. El capítulo trataba sobre qué es la suerte y como la vemos, y por qué algunas personas son afortunadas y otras no. Y lo cierto es que ser afortunado es mucho más fácil de lo que parece, es simplemente cuestión de actitud. Hay ciertas personas que tienen predisposición a que las cosas pasen, y esas son las llamadas personas afortunadas. No hay mucho más.

El capítulo experimenta con un pueblo entero. En el mismo lanzaron un rumor acerca de una leyenda sobre la estatua de un perro que dice que da suerte si lo tocas. Obviamente es falso, se lo inventaron, pero la gente empezó a creerlo como real y empezaron a aparecer personas que iban a tocar el perro de piedra. Y por arte de magia la gente del pueblo empezó a considerarse más afortunada. O sea, que es un estado de la mente.

En el capítulo también se centran en personas particulares, sobretodo en una que se considera desafortunada y que tras una serie de pruebas para hacerla afortunada, se demuestra que es él mismo quien denega toda oportunidad de ser afortunado (de forma inconsciente, claro).

Por otra parte, otra de las personas en las que centran  hace que las cosas pasen y trás realizar un pequeño acto de ayuda consigue ser afortunada, consigue llenar su bar con una actuación especial que solo pasó porque estaba abierta a que las cosas pasaran.

Al final resulta que la suerte está hecha de predisposición y una cierta actitud, una actitud que te lleva a aprovechar pequeñas oportunidades, como la de conocer gente aleatoria, o la de ayudar a un extraño, o la de fijarte en pequeñas cosas.

Y eso es. Ahora te recomiendo echarle un vistazo al capítulo para que entiendas como tu también puedes tener suerte.

 

Posted in Psicología

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Recibe ideas y artículos cómo estos en tu correo

Nombre:
Correo: