Como vencí la parálisis ante el exceso de información

Mi tio me preguntaba el otro día como evitaba perderme y no desesperarme ante la cantidad de información y alternativas que existen hoy en día en cualquier campo.

Yo estuve ahí. Hubo una época en que creía que tenía que leerlo todo, en que tenía que ver todos los vídeos, en que tenía que saber de todo. Y nunca llegaba al final, siempre había algo nuevo que hacer y algo nuevo que aprender y claro, así era muy fácil perderse.

Todo ello me generaba parálisis y ansiedad porque el tiempo seguía su marcha pero yo no parecía adelantar nada. Es una situación muy desalentadora y desmotivadora.

Al final aprendí por el camino duro que hay que centrarse:

 

  • Lo primero fue admitir que hay mucha más información que me interesa de la que jamas podré absorver. Y admitir que no puedo dedicarme a leerlo todo puesto que el tiempo es limitado. O me dedico a leerlo todo o trabajo y adelanto, no hay mucho más. Y hasta que no lo admití no hubo forma de empezar.

 

  • Descartar. Para hacer el descarte es necesario saber donde queremos llegar. Para ello tuve que pensar en metas a más medio y largo plazo por lo que tenía que saber donde quería llegar para empezar a andar el camino hacía ahí y dejar todos los demás.

 

  • Cuando ya sabía donde ir a largo plazo, una buena idea fue partir ese largo plazo en pequeños más pequeños hasta llegar a meses y semanas. Y ahí es cuando me salió la agenda diaria, ya no tenía tiempo que “perder”.

 

  • Cuando ya sabía lo que tenía que hacer, una pregunta que me ayudó mucho es preguntarme constantemente, ¿Esto que estoy haciendo me está ayudando a llegar a donde quiero llegar? Y esto que estoy leyendo o aprendiendo, ¿me va a ser útil dentro de 5 años? En ese momento veía que, por ejemplo, los periódicos y las noticias se vuelven inútiles y que no son necesarios. Desde ese momento los veo como distracción, al igual que muchas otras cosas.  Y no estoy negando la distracción o el entretenimiento, pero ello va en otras horas.

 

  • Quizás sigan habiendo muchas cosas que nos resultan interesantes y necesarias. En ese caso ya es cuestión de prioridades y de practicar el 80/20 o la ley de Paretto. Aplicado a la productividad básicamente dice que el 20% de los esfuerzos conllevan el 80% del progreso, y que el otro 80% de esfuerzos solo causa el 20% del adelanto (estos números pueden variar), en cualquier caso hay que centrarse en aquellas tareas que tengan mayor repercusión en nuestro camino.

 

  • Si siento que estoy perdiendo información valiosa o cosas que quiero aprender, utilizo un blog de notas, evernote o favoritos y así al menos evitarás esa sensación de pérdida. Esa sensación la cambio por  otra un poco más reconfortarte aunque luego nunca más lo vuelvaa a tener en cuenta, me estoy engañando un poco pero de forma útil.

 

  • Y a la hora de empezar nuevos proyectos me sigo preguntando lo mismo, si se alinea con mi camino, si me es útil y si la parte del 20% es fácil de acometer.

 

Estas son algunas ideas que me ayudan a mantenerme centrado, no tanto como me gustaría o no tanto como un laser, pero mucho más que antes. Y lo más importante, me evita la parálisis y el no saber que hacer o por donde seguir ya que en este punto ya se que tengo que hacer cada día. Y se que si no lo hago, me sentiré mal.
Y es que como dijo alguien sabio, no hay vientos favorables para el barco que no sabe donde va.

Posted in Hábitos, Psicología
2 comments on “Como vencí la parálisis ante el exceso de información
  1. Angélica says:

    Hola!!! Me está pasando exactamente eso, que quiero saberlo todo de todo y al final por querer abarcar mucho hago muy poco y pierdo mucho tiempo. Tengo que aprender a organizarme ungente, Esto me da una idea muy general de por dónde ir, pues estoy muy perdida y no sé por donde arrancar!!!así que muchas gracias amigo. Te estoy leyendo de a poco y me gusta mucho como informas, como te expresas y transmites de una manera muy llegadora. Exelente tu trabajo. Te sigo 😉

    • HoraDeEmpezar says:

      Gracias Angélica!

      Lo mejor es enfocar como un laser y hacer marca. Además si consigues algo, probablemente luego tendrás tiempo para lo demás. Al menos es lo que estoy descubriendo yo,

      un saludo!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Recibe ideas y artículos cómo estos en tu correo

Nombre:
Correo: